Entradas con acceso biométrico

cerraduras biometricas

El acceso biométrico con huella reemplaza las llaves

El mercado actual propone llaves con huellas dactilares, avanzando en el sector cerrajero y actualizando los sistemas de cierre. En accesos biométricos, será el dedo la llave a partir de ahora.

Seguridad total en la apertura de puertas, que se modernizan con esta posibilidad beneficiando la protección de viviendas, empresas, locales, industrias, etc. Códigos de acceso, tarjetas para cerraduras o llaves con huellas, son lo último en tecnología que aconsejan los maestros cerrajeros.

Este tipo de apertura se realiza a través de escáner de huellas, que se encuentra ubicado en su parte exterior. Una nueva forma de mantener el registro de usuarios, que podrán acceder a la propiedad. Comodidad y máxima protección con precios asequibles, en función de otros sistemas de identificación. Las huellas de los individuos ahora convertidas en llaves, consiguen total autentificación y se pueden controlar en numerosas aplicaciones.

llama cerrajeros madrid

La necesidad de mantener accesos seguros, es el objetivo de estas innovadoras formas de acceder. Una manera de evitar pérdidas de llaves, PIN o códigos de acceso, controlándose eficazmente los bienes en cualquier lugar, incluidas cajas fuertes. Soluciones biométricas usadas, en:

  • Control de presencia sin tarjetas
  • Puertas de acceso para empresas
  • Banca electrónica
  • Cajas fuertes
  • Acceso para almacenes, maquinaria de riesgo, zonas restringidas, centros de cálculo, etc.
  • Párkings

Actualmente los controles de accesos en su mayoría, se basan en números de identificaciones o en tarjetas. Esta clase de tecnologías biométricas se implementa para facilitar el uso, mayor movilidad, ergonomía y seguridad.

El ámbito de su aplicación es diverso, los cerrajeros pueden instalar este tipo de controles, en domicilios, residencias, garajes, taquillas, trasteros, empresas, naves industriales, locales comerciales, pequeñas y grandes superficies, etc. Se elimina el uso de llaves, sustituyéndose con este dispositivo su función, permitiendo que el mismo funcione en algunos casos con WIFI.

La variedad de ofertas del mercado, permite contar con sistemas sin cables, que funcionan mediante apps aptas para gestionar el control de los accesos. La forma de instalación que realizan los cerrajeros, puede ser en algunos casos empotrando el mecanismo en la pared, conectando el mismo a la controladora de seguridad. Estas aplicaciones facilitan la visualización desde móviles o tablets, a través de conexión por bluetooth. La apertura de huella dactilar, puede ser también por sensor térmico interno que podrá desbloquear la cerradura.

Otros tipos de controles biométricos integrales, aumentan el grado de seguridad, manteniendo este patrón tan demandado actualmente. Su alcance es global, integrándose perfectamente en centrales eléctricas, edificios corporativos, centros acorazados, centros de cálculo, sucursales y muchos otros accesos. Se presentan dos clases de controles:

  • Control de presencia
  • Control de acceso físico

Cualquiera de estos controles, necesita que el usuario se registe previamente en la terminal biométrica. Esta es la forma de programación del sistema, para acceder a través de la huella digital. Dependiendo del grado o nivel de seguridad los dispositivos pueden aumentar su protección. Se pueden asegurar así los lugares de ataques débiles, medios y con perfil experto como el de los hackers.