Evita portazos en casa y portal

Cómo evitar los molestos portazos

Corrientes de aire inesperadas, actos involuntarios motivados por la fuerza que debemos hacer al cerrar una puerta con mucho peso… Sea como fuere el golpe que se produce al dar un portazo suele ser muy violento. Pero ya no solo eso, si no que a parte de las molestias o manías, esto va provocando también una serie de daños en la misma puerta así como también en la propia cerradura.

Todo estas cuestiones nos hacen pensar que debemos tomar medidas  por eso, como cerrajeros en Madrid, te aconsejamos que sigas los siguientes consejos:

Valora el uso de amortiguadores

consejos para evitar portazosSi quieres evitar que la puerta pegue un golpe final al cerrar, como por ejemplo ocurre en muchos portales de comunidades de vecinos, la fórmula más utilizada y recomendadas son los amortiguadores, que procederán a frenar la puerta para que cierre suavemente.

Si lo que provoca el portazo es el peso de la puerta y tenemos que asegurarnos que queda siempre bien cerrada la mejor fórmula es la instalación de un cierrapuertas automático. Este sistema, lleva incorporado modernos mecanismos que permiten regular la velocidad a la que se cierra la puerta  y su fuerza al cerrar. De esta manera es más fácil personalizarlo según gustos o necesidades.

Otra de las situaciones que pueden provocarse es que en ocasiones es la excesiva dureza en el movimiento de resbalón de la cerradura la que provoca que tengamos que propinar un portazo. En estos casos, lo más recomendable es instalar una cerradura con resbalón silencioso, que permitirá que cerremos sin necesidad de fuerza bruta.

También es común que se pueda dar el caso inverso: puertas que se abren con bastante facilidad. En estos casos, lo que se recomienda es instalar topes de puerta.

Sin embargo, si tu problema es mucho mas sencillo que todo esto y se limita simplemente a una inesperada corriente de aire, la mejor forma de evitar el portazo es el retenedor. Hoy en día existen novedosos modelos que incluso pueden servir como protección ante actos vandálicos.

Puertas de interior

Por otro lado, si el portazo se da en una puerta de interior, existen varias fórmulas para evitarlo:

  1. Una de ellas es colocar un burlete de silicona, espuma u otro material blando en el marco, justo en el punto donde entra en contacto con la puerta. Así conseguiremos disminuir el ruido.
  2. El viento provoca también el cierre de manera inesperada de las puertas internas. Si queremos evitar que esto ocurra, limita el movimiento de la puerta con un simple tope, que puedes atornillar o pegar al suelo, paredes o muebles. También hay numerosos modelos de retenedores de puerta, que sirven para retener la puerta en el ángulo que la deseemos abierta. Además, existen en el mercado retenedores para instalar en la zona inferior de la puerta que también hacen función de freno. Pero quizás la solución más adecuada, aunque también es la más cara, es  proceder a la instalación de un cierrapuertas automático que lograra sin apenas esfuerzo nuestro objetivo, es decir, el cierre suave de la puerta.

Si tras estos consejos te has decidido a instalar algún sistema antiportazos en su comunidad, oficina u hogar, o bien  cree que es momento de arreglar o cambiar una cerradura dañada como consecuencia de los portazos, en Open Door Cerrajeros estamos para ayudarle. Pongase en contacto con nosotros.

Más información